La traducción automática en la ficción

La traducción no solo es un empleo o disciplina, se trata de todo un fenómeno increíblemente presente en nuestra cotidianidad. La globalización y los avances tecnológicos de las últimas décadas han hecho posible que las culturas, y por consiguiente las lenguas, estén al alcance de todos. La traducción, pues, nunca ha sido tan necesaria como ahora.

Asimismo, abundan los rumores acerca de softwares de traducción automática que revolucionan hoy el mercado. En numerosas ocasiones, estos rumores afirman que, dada su avanzada tecnología y sus detallados algoritmos, estos programas pueden ya sustituir a la figura del traductor. En Eazylang, hemos hecho un experimento al respecto, y hemos constatado que, para realizar una traducción de calidad, es imposible dejar de lado la figura del traductor.

 

La traducción, un fenómeno omnipresente

Como he explicado en la introducción del artículo, la traducción está más que presente en nuestro día a día. Por esta razón, numerosas películas, libros y productos audiovisuales plasman en sus historias temas relacionados con el universo de la traducción. Veamos algunos ejemplos:

 

1. La guía del autoestopista galáctico

Este bestseller de ciencia ficción, escrito por Douglas Adams, nos narra la historia de Arthur Dent, un humano que, ante la súbita exterminación del planeta Tierra, debe aprender a vivir en el espacio exterior. Para ello, se sirve de un libro llamado “Guía del Autoestopista galáctico“, que explica todas las peculiaridades de una vida fuera de la Tierra. Una de estas peculiaridades es El Pez Babel, un pececito que, si se introduce en la cavidad auditiva, traduce simultáneamente todas las lenguas de la galaxia. La criatura ha inspirado el nombre de numerosas herramientas de traducción automática.
Además de en la novela, el Pez Babel también aparece en la adaptación cinematográfica (2005), protagonizada por Zooey Deschanel, Martin Freeman y Sam Rockwell.

 

Babel Fish, Hitchhiker's Guide to the Galaxy, Pez Babel,

 

2. The Good Place

Esta serie de Netflix, creada por el veterano Michael Schur, cuenta la historia de Eleanor Shellstrop, una mujer americana que, tras una muerte un tanto ridícula, se muda a uno de los vecindarios del paraíso. En el edén, todo es mejor que en la vida mundana. Una de las ventajas, por ejemplo, es que el vecindario traduce automáticamente todas las conversaciones a la lengua de cada oyente, facilitando en gran medida la comunicación. Una táctica traductiva un tanto mágica, pero traductiva al fin y al cabo 😉.

 

The good Place, Netflix, Kristen Bell, Ted Swanson

 

3. Men in Black

En la primera parte de esta hilarante saga, el Agente K. afirma la existencia de un traductor universal demasiado complejo para el uso humano. ¿Estaremos ahora preparados?

 

Men in black, hombres de negro, will smith

 

4. Star Trek

En la famosísima saga serial Star Trek, cuando el Capitán Kirk se reunía con una especie alienígena, era capaz de comunicarse con ellos a través de un dispositivo de traducción universal de bolsillo (en la foto). La similitud conceptual con las aplicaciones móviles de traducción es sorprendente. Y es que este tipo de traducción automática puede ser muy útil a la hora de entender ciertos términos, aunque si confiamos demasiado en ello, podemos toparnos con devastadores problemas diplomáticos.

Star Trek

 

5. Doctor Who

Y seguimos con la ciencia ficción.
Una de las principales características de esta serie fantástica es el viaje en el tiempo. Esto es posible gracias a una nave espacio- temporal con forma de cabina telefónica británica llamada TARDIS (Time And Relative Dimensions In Space; Tiempo Y Dimensiones Relativas en el Espacio), que cuenta también con un circuito de traducción para comprender al resto de especies del universo. Puede que dicho circuito sea una excusa barata de los guionistas para explicar que estas especias siempre hablen en inglés, aunque no deja de ser un ejemplo de la traducción automática en la ficción 😉.

 

Doctor Who, TRADIS

 

Ya quedaba claro en la historia bíblica de La Torre de Babel: la imposibilidad de comunicación entre personas que no hablan la misma lengua es uno de los principales y más importantes problemas de la sociedad actual. Por eso, en la ficción, intentamos solucionarlo por arte de magia o con elementos fantásticos. En la vida real, sin embargo, necesitamos traductores de calidad que no tergiversen el sentido del mensaje.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: