La importancia de la terminología

La terminología es, sin duda alguna, una parte muy importante de la traducción. Dado su peso y presencia en el mundo de las lenguas, cuenta con una asignatura aparte en los estudios universitarios de traducción, así como representa el tema principal de numerosos másteres y doctorados. En efecto, la traducción de textos especializados, técnicos o científicos es increíblemente compleja, y la deberían llevar a cabo traductores especializados o conocedores de la materia y del objeto de la traducción. Estos textos, ya presenten una funcionalidad informativa o estén destinados a especialistas o expertos, poseen una terminología muy específica que un lingüista debe dominar antes de proceder a su traducción.

Pero… ¿Qué es la terminología?

“Terminología” es un término polisémico. Por norma general, dos conceptos se encuentran ligados  a su significado:

  1. Conjunto de términos o vocablos propios de determinada profesión, ciencia o materia (RAE).
  2. Aquella disciplina llevada a cabo por un terminólogo.

Con la primera acepción nos referimos a términos comunes y característicos de ámbitos específicos (la terminología de las nuevas tecnologías, la terminología jurídica, química, militar…). Este conjunto suele recogerse en unos productos llamados diccionarios, vocabularios, glosarios, léxicos, etc. Sin duda conoceréis los diccionarios, aunque mucha gente confunde estos conceptos terminológicos.
A continuación , una breve descripción de los términos que el público general suele confundir más a menudo.

Diccionario: Repertorio terminológico que presenta informaciones semánticas (definiciones), nocionales, referenciales, gramaticales y/o fonéticas.

Vocabulario: Repertorio de unidades léxicas o términos pertenecientes a un único ámbito. Se diferencia del anterior reside precisamente en su restricción temática. Podríamos decir que se trata de un diccionario específico.

Léxico: Repertorio terminológico de términos pertenecientes a un campo específico y sus equivalentes en otra lengua. A diferencia de un diccionario, no incluye definiciones.

Léxico, La Guerra de las Galaxias, Star Wars

Léxico de “La Guerra de las Galaxias”.

Glosario: Repertorio que define o explica términos antiguos, raros o poco conocidos. Es menos habitual.

Glosario, Don Quijote,

Glosario de palabras de “Don Quijote de la Macha”

¿Por qué es importante la terminología?

¿Alguna vez te has encontrado con un manual sin sentido o con instrucciones incomprensibles? ¿Alguna vez te has enfadado porque un texto de tu especialidad no empleaba las palabras exactas o confundía términos?… Seguro que sí. Por eso es tan importante la terminología. Los textos especializados tienen una importancia especial, dado su carácter informativo o educativo. El público de salida DEBE comprender el texto. Es imperativo.

En algunas ocasiones, una mala traducción puede divertirnos, como ocurre en el vídeo a continuación… aunque en lo que se refiere a traducción especializada, la necesidad de un buen traductor es evidente.

 

 

La traducción especializada

Está claro, la traducción especializada es importante. Entonces, ¿cómo realizarla de manera correcta? Por supuesto, el traductor a cargo debe de estar cualificado, estar familiarizado con las técnicas de traducción y dominar ambos idiomas y culturas (de entrada y de salida). Sin embargo, también deberá conocer a la perfección el área específica del texto, dónde encontrar y cómo utilizar recursos terminológicos específicos, así como nociones terminológicas.

De esta forma, la traducción especializada es un tipo de traducción especial. De hecho, requiere algunos esfuerzos extra.

TRADUCCIÓN GENERAL:

  1. Comprender el texto original.
  2. Expresar el mensaje y el contenido de dicho texto en la lengua de salida.

TRADUCCIÓN ESPECIALIZADA:

  1. Comprender el texto original.
  2. Identificar los elementos lingüísticos propios de la materia tratada.
  3. Expresar el mensaje y el contenido de dicho texto en la lengua de salida, incluyendo términos verdaderamente equivalentes en el caso de la terminología específica.

 

En el caso de no encontrar un traductor especializado, se deberá recurrir a la revisión de un un especialista en la materia. Dicha revisión deberá hacerse durante el proceso de traducción y no cuando el documento esté terminado. Si la revisión se realiza al final del proceso, surgirán varios problemas, de los cuales los más importantes son la pérdida de tiempo (el traductor deberá volver a traducir tras las correcciones) y la pérdida del sentido crítico por parte del revisor (al leer todo el texto en una sola vez, el revisor puede acostumbrarse a la traducción no especializada del traductor y perder eficacia en su revisión.).

Por esta razón, en Eazylang siempre recomendamos emplear traductores cualificados para tu proyecto. Date una vuelta por nuestra plataforma y descubre nuestra red de traductores experimentados y expertos en más de 300 áreas de especialidad.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: