Cómo optimizar tu presupuesto de traducción

A medida que una empresa expande sus horizontes hacia nuevos mercados, aumenta su necesidad de traducciones profesionales. Visto el coste que éstas suponen, saber cómo adaptar un presupuesto de traducción puede resultar muy útil. Aquí dejamos algunos consejos para que puedas comenzar con tranquilidad tu adaptación multilingüe;

Escoge bien las lenguas de tu empresa

Desgraciadamente, no basta con traducir al inglés los documentos de tu empresa (página web, medios impresos, etc.). Para llegar realmente a un público específico, lo mejor es hablar con ellos… ¡en su propio idioma!

Esta es una de las razones por las que las técnicas modernas de Web Analytics (como el servicio gratuito Google Analytics, por ejemplo) son tan útiles. Analizar los usuarios de tu página web y recuperar ciertos datos acerca de su localización puede darte pistas sobre las mejores opciones de traducción.

 

Google Analytics

Google Analytics

 

Crea una guía terminológica corporativa

Elaborar una guía terminológica específica para tu empresa, eligiendo las palabras y expresiones que la definen, es un buen modo de afirmar su identidad y su cultura.

Pero, por encima de todo, es una herramienta de trabajo especialmente valiosa para los traductores profesionales que se harán cargo de la traducción de tu negocio. Esta base de datos terminológica, junto con las memorias de traducción facilitadas (adquiridas gracias a la colaboración continua con tu socio de traducción profesional), asegurará la difusión de un mensaje corporativo efectivo, personal e inmutable. Del mismo modo, ahorrarás dinero, disminuyendo considerablemente las revisiones de la traducción final.

Define plazos realistas

Cuando un traductor profesional (o una agencia de traducción) recibe el pedido urgente de un cliente apresurado, ambos deben llegar a un compromiso.

Toda buena traducción requiere un mínimo de atención y un mínimo de tiempo. Un plazo de entrega demasiado prematuro no deja tiempo para la revisión y la modificación de la traducción final. A menudo (demasiado a menudo), los plazos de entrega son poco realistas. Esto supone un gran problema para el cliente (en este caso tu empresa), que verá aumentado el precio y reducida la calidad del documento.

Reduce el número de palabras para un significado más claro

Como decía Nicolas Boileau-Despréaux:
“Aquello bien concebido se enuncia claramente – y las palabras para decirlo llegan con facilidad.”

Antes de enviar el texto a tu traductor, léelo de nuevo, asegúrate de corregir sus defectos más obvios y, sobre todo, adáptalo a la imagen actual de tu empresa.
Modificar el texto en mitad del proceso ralentiza enormemente el trabajo de tu traductor. Por eso es importante que lo revises antes de realizar el encargo.

 

 

Aprovecha las memorias de traducción

Las memorias de traducción te permitirán mejorar la consistencia de todas tus traducciones, reduciendo al mismo tiempo su coste. Aunque para ello tendrás que contratar a un traductor profesional capaz de colaborar y trabajar contigo, un traductor que tenga en cuenta tus correcciones. Por esta razón, es importante encontrar un verdadero socio de traducción.

En Eazylang, tú eliges al traductor profesional que más te conviene. Nuestro sistema, basado en algoritmos semánticos, sugiere una lista de traductores competentes para tu proyecto de traducción. Cada perfil propuesto contiene toda la información necesaria para que tomes la mejor decisión. Además, si te gusta trabajar con un traductor específico, puedes repetir la experiencia y ahorrar dinero a largo plazo 🙂

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: