¿Por qué trabajar con un traductor profesional?

Ya habíamos hablado en un artículo anterior de las buenas prácticas para obtener una traducción profesional de calidad. Hoy, exploraremos algunas particularidades del trabajo de la traducción técnica que explican los obvios recursos de un traductor profesional experimentado. En un mundo en el que  la Inteligencia Artificial evoluciona de manera constante, ¿por qué trabajar con un humano?

Hacer justicia al espíritu del texto traducido

¿Crees que tus competencias lingüísticas son lo suficientemente amplias para ocuparte tú mismo de la traducción del contenido? Piénsalo dos veces antes de contestar; pues no existe cultura que tolere la deformación de su lengua.
Y aunque en una conversación oral informal, algunas faltas de un extranjero que no habla tu lengua puedan resultar encantadoras, no lo son tanto cuando se trata de transmitir mensajes de tu empresa.

Un error en este tipo de mensaje sería percibido como un desprecio por la cultura local.

Electrolux fail slogan nothing sucks

A la marca sueca Electrolux se le ocurrió una propuesta divertida… ¡pero poco favorecedora! (Pub UK/US 1960s)

La traducción de un texto de una lengua a otra necesita ir más allá de las palabras.
La lengua es un vector cultural importante cargado de sutilezas.
Tan sólo un traductor profesional conocedor de esta riqueza cultural es capaz de superar un algoritmo y dar con el verdadero sentido de una traducción. De esta manera, la traducción de un discurso no conlleva los mismos requisitos que la traducción de un manuscrito: el estilo y la fraseología serán indudablemente diferentes.
Citando a los universitarios Ladmiral y Lipiansky en su obra “La Comunicación Intercultural” (1989):

Ladmiral y Lipiansky cita "La lengua no es sólo un instrumento de comunicación. Es también un órden simbólico donde las representaciones, valores y prácticas sociales encuentran sus fundamentos"

Invertir en la cultura del sentido

Tras todo este subtítulo metafórico se esconde el interés de lo que llamamos “la transcreación”.
Un neologismo de marketing que se refiere al hecho de captar el sentido y la orientación de un texto en la lengua de salida y crear una versión original que conserve dicho sentido en la lengua de llegada. En este proceso creativo existe realmente la posibilidad de (re)crear un nuevo bagaje cultural para el público objetivo. La transcreación obtenida permitirá comunicar el mismo mensaje, pero con un impacto “localizado” muy marcado para llegar a la audiencia deseada.

Aquí os dejamos el ejemplo de transcreación más conocido:

Haribo eslogan comparación

El mercado inteligente Eazylang te permite precisamente encontrar traductores profesionales capaces de proponer una transcreación. Tienes derecho a decidir el perfil de traductor que mejor te convenga, así como la posibilidad de comunicarte con él durante todo el proceso de traducción

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: